Medical Topics

Ultrasonido, diagnóstico
Directorio > Ultrasonido, diagnóstico
El ultrasonido diagnóstico es una técnica de imágenes diagnóstica que no conlleva penetración corporal, en la que se usan ondas de sonido de alta frecuencia para producir imágenes de estructuras dentro del cuerpo. Las ondas de sonido se envían a través de los tejidos del cuerpo con un dispositivo llamado un transductor. Los objetos que están dentro del cuerpo reflejan una parte de las ondas de sonido de regreso hacia un sensor, donde las ondas se registran, analizan y despliegan para verlas en una pantalla. El equipo ultrasonográfico moderno puede desplegar imágenes en vivo de tejidos en movimiento (vista en tiempo real), y puede también proporcionar información de reconstrucción tridimensional acerca de diferentes estructuras. El área cubierta por el haz de ultrasonido depende del diseño del equipo.
La ultrasonografía Doppler (ultrasonografía Doppler doble) permite visualizar efectos del flujo tanto en arterias como en venas (sistemas vasculares), así como en órganos. Mide cambios del tono de las ondas de sonido (efecto Doppler) conforme rebotan desde células sanguíneas circulantes. Cuando se combina con tecnología de procesamiento de datos avanzada, la ultrasonografía Doppler puede adquirir datos con suficiente rapidez para estudiar flujo sanguíneo complejo en el corazón y otros órganos. Después se genera una imagen de computadora que representa la rapidez y la dirección del flujo sanguíneo a partir de los datos. La ultrasonografía Doppler de poder es una nueva técnica unas cinco veces más sensible que el Doppler en color. Es más útil para medir el flujo de sangre en vasos sanguíneos que atraviesan órganos sólidos.
La ultrasonografía diagnóstica es indolora y segura. Los estudios no han revelado efectos secundarios negativos de este procedimiento. La capacidad de la ultrasonografía para permitir visualizar órganos internos se puede mejorar al combinarla con endoscopia, un procedimiento que conlleva penetración corporal en el cual el transductor se introduce a una cavidad del cuerpo para obtener una mejor vista.
La ultrasonografía diagnóstica tiene una amplia variedad de usos en la práctica médica general.
La ultrasonografía se ha convertido en la técnica diagnóstica de uso más frecuente en la rama de la medicina que se especializa en el embarazo y el parto (obstetricia), porque este procedimiento no parece generar efectos biológicos adversos. La ultrasonografía se puede usar para visualizar a un bebé en desarrollo (feto), vigilar el progreso del desarrollo, y detectar anormalidades del feto en desarrollo o su ambiente (placenta).
En ginecología, la ultrasonografía se utiliza con mayor frecuencia para la evaluación de masas pélvicas y problemas de esterilidad. La evaluación de trastornos uterinos y ováricos se logra con un pequeño transductor que se inserta dentro de la vagina (ultrasonografía transvaginal). La ultrasonografía mamaria valora si las masas que se observan en la mamografía son de naturaleza sólida o líquida, y puede ayudar a detectar quistes mamarios en mujeres con mamas densas y resultados normales en las mamografías.
En general, la ultrasonografía se puede usar en la evaluación inicial de muchos trastornos abdominales, en especial enfermedades de la vesícula biliar y de las vías biliares, así como traumatismo abdominal no penetrante. La ultrasonografía de tiempo real permite obtener imágenes más consistentes y detalladas de los riñones que las técnicas de obtención de imágenes estáticas; por ejemplo, las capacidades Doppler permiten evaluar estenosis de arteria renal y otras anormalidades del flujo sanguíneo. Los vasos importantes en el abdomen también se pueden estudiar. Los instrumentos ultrasonográficos de frecuencia más baja permiten estudiar las estructuras más profundas en el abdomen y la pelvis, y pueden ayudar a diagnosticar coágulos sanguíneos (trombosis) en venas profundas.
La determinación ultrasonográfica tridimensional del volumen de órganos grandes es precisa dentro de un margen de error pequeño. La ultrasonografía endoscópica es fiable en el diagnóstico de pancreatitis crónica, con buen acuerdo entre diferentes endosonografistas experimentados que revisan la misma prueba.
La ultrasonografía se puede usar para guiar al médico durante otros procedimientos, como biopsia con aguja o extracción de líquido (aspiración). La ultrasonografía endoscópica es un método que conlleva penetración corporal mínima, útil en el diagnóstico de pancreatitis crónica y para guiar aspiración con aguja fina de masas que se encuentran en planos profundos dentro del tórax (masas mediastínicas). La ultrasonografía regular ayuda al médico a efectuar biopsia hepática al visualizar estructuras que se encuentran en la trayectoria de la aguja para biopsia. Pueden insertarse sondas ultrasonográficas pequeñas en el recto durante biopsia de próstata para guiar al médico y para aumentar la exactitud del procedimiento.
Para la evaluación de efectos dinámicos como los relacionados con el flujo sanguíneo, la función del corazón, trastornos vasculares, o riego de órgano, la ultrasonografía a menudo es superior a otras técnicas. La ecocardiografía y la ecocardiografía tridimensional ayudan a visualizar la estructura, la función y el volumen del corazón. Se pueden obtener imágenes de varios órganos superficiales (a menos de 5 cm [2 pulgadas] de la superficie de la piel) en tiempo real, incluso el tiroides, los testículos, las mamas, arterias carótidas y ojos. La ultrasonografía tridimensional permite determinar el volumen de órganos y otras estructuras, lo que permite a los médicos determinar si los órganos están agrandados o si un tumor está cambiando de tamaño en respuesta al tratamiento.
La ultrasonografía proporciona imágenes siempre que otros métodos se consideran más arriesgados o incluso están contraindicados debido al estado del individuo. Es relativamente económica en comparación con la resonancia magnética y la tomografía computarizada. No usa radiación ionizante, como lo hacen la tomografía computarizada y las radiografías simples. No comprende los peligros que plantean los campos magnéticos fuertes como en la resonancia magnética. La ultrasonografía es mucho más cómoda para los individuos en comparación con otros métodos de obtención de imágenes. Aunque se cree que es segura y que no comprende efectos adversos, sea para el individuo o para el bebé en desarrollo en el caso de la ultrasonografía obstétrica, siempre debe efectuarse sólo para indicaciones diagnósticas válidas. No se recomienda ultrasonografía obstétrica efectuada meramente para determinar el género del feto o para "ver como está evolucionando el bebé".
La ultrasonografía puede efectuarse en el consultorio del doctor, en una unidad designada en un hospital, o al lado de la cama si es necesario, al usar un dispositivo portátil. Dependiendo del área del cuerpo que se esté examinando, el doctor tal vez necesite que el individuo ponga en práctica ciertas medidas a fin de prepararse para el procedimiento. Estos pasos pueden incluir no comer durante un periodo designado (p. ej., en la evaluación de la vesícula biliar) o beber varios vasos de agua si va a examinarse la pelvis.
Durante el procedimiento, el individuo por lo general se sienta o se acuesta. Se expone el área que se va a examinar, y el técnico aplica un gel en la piel en esa área, que mejora la transmisión de las ondas de sonido. El técnico o el doctor mueve el transductor hacia atrás y hacia delante sobre el área que se está examinando. Conforme las ondas de sonido regresan como consecuencia del eco desde las estructuras internas, crean una imagen que se observa en un monitor de vídeo. Quizá se pida al individuo que sostenga la respiración o que cambie de posición. Quizá se hagan varias pausas mientras se examinan las imágenes, o se registran, o ambas, para examen posterior. En la ultrasonografía obstétrica, las imágenes se pueden imprimir y dar copias a la mujer. Después se limpia el gel, y el procedimiento finaliza.
En la ultrasonografía transvaginal, el transductor se inserta en la vagina. Para ayudar a guiar al médico a efectuar biopsia de próstata, el transductor se inserta en el recto. En la ultrasonografía endoscópica, el transductor se inserta en la parte alta del tubo digestivo.
La ultrasonografía diagnóstica es eficaz para visualizar estructuras internas sin producir efectos secundarios indeseables. Es más eficaz para visualizar tejidos blandos o los que están llenos con líquido, y menos eficaz para visualizar hueso u órganos llenos de aire.
La ultrasonografía no se relaciona con complicaciones. Al final del embarazo, acostarse de espaldas sobre la mesa dura para ultrasonografía puede hacer que el útero comprima la vena de gran calibre (cava inferior) en la madre, que lleva sangre de regreso al corazón. Esto puede hacer que la mujer se desmaye o se maree, lo que se corrige con rapidez al permitirle que se siente o que cambie de posición.
Este procedimiento no se relaciona con restricciones ni adaptaciones laborales.
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
La ultrasonografía no da por resultado incapacidad.
Términos relacionados
  • Sonografía
Especialistas
  • Ginecólogo
  • Obstetra/ginecólogo
  • Radiólogo