Medical Topics

Trastornos de ganglios linfáticos
Directorio > Trastornos de ganglios linfáticos
Un trastorno de ganglio linfático es un padecimiento en el cual los ganglios linfáticos están agrandados en respuesta a un proceso morboso subyacente. Los ganglios linfáticos en el cuerpo humano son pequeñas masas redondas de tejido que se agrupan en ciertas áreas del cuerpo, especialmente en el cuello (cervicales), las axilas (axilares), por arriba de la ingle (inguinales), y cerca de diversos órganos y vasos de gran calibre. El sistema de drenaje linfático recolecta linfa de todas las partes del cuerpo, y la regresa a la sangre. Como centros de células inmunitarias muy organizados, los ganglios linfáticos filtran el líquido linfático para atrapar agentes o microorganismos infecciosos y evitar que entren al torrente sanguíneo. Los ganglios linfáticos activos se agrandan conforme intentan destruir el material infeccioso. El agrandamiento de ganglios linfáticos puede ocurrir como una respuesta inmunitaria a infección viral, bacteriana o micótica; como una acumulación de proliferación localizada de células cancerosas (linfoma, leucemia), y como una reacción a células cancerosas infiltrativas en la circulación linfática o sanguínea (cáncer metastásico). Los trastornos de los ganglios linfáticos comprenden inflamación de los ganglios linfáticos (linfadenitis), anormalidades de los ganglios linfáticos (linfadenopatía), y cáncer.
La linfadenitis es una inflamación de los ganglios linfáticos que por lo general ocurre como una respuesta a una bacteria, virus, hongo u otro microorganismo que afecta al cuerpo. Las infecciones bacterianas frecuentes que producen esta respuesta son amigdalitis, cortaduras o heridas infectadas, y abscesos. Las células cancerosas circulantes y otros padecimientos inflamatorios también pueden causar linfadenitis. La localización de los ganglios linfáticos afectados por lo general se relaciona con el sitio de la infección, el tumor o la inflamación, subyacente; cuando ocurre infección, el o los ganglios linfáticos, y el área adyacente a la infección, se hinchan e inflaman. El o los ganglios linfáticos agrandados tienden a ser hipersensibles al tacto, y móviles, lo que significa que cada ganglio individual se mueve libremente al tocarlo.
La linfadenopatía es un padecimiento relacionado; se refiere a ganglios linfáticos que tienen tamaño, consistencia o número anormal; el agrandamiento se debe a infección, inflamación u otras razones, como cáncer. Los ganglios linfáticos agrandados tienden a ser firmes, de consistencia gomosa, y no hipersensibles al tacto.
Algunas de las causas de linfadenopatía son obvias, como en el caso del individuo que se presenta con faringoamigdalitis, ganglios linfáticos hipersensibles en el área del cuello (ganglios linfáticos cervicales), y resultados positivos en una prueba para estreptococos. En otros casos, la causa es menos clara, como en el caso del individuo que sólo se presenta con síntomas de ganglios linfáticos en la ingle (ganglios inguinales) hinchados. Ese tipo de presentación a menudo trae a colación el espectro de enfermedades graves, como enfermedad de Castleman, granulomatosis linfomatoide, cáncer del sistema linfático (linfoma), síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), o cáncer que se ha diseminado desde alguna otra fuente primaria (cáncer metastásico). La causa también ha mostrado vínculo con exposición a sustancias químicas industriales o ciertos medicamentos anticonvulsivos que se han relacionado con ganglios linfáticos agrandados. Además, la administración de ciertos medicamentos, como las cefalosporinas, penicilinas, o sulfonamidas, se ha acompañado de ganglios linfáticos agrandados y otros síntomas, entre ellos fiebre y exantema, que pueden semejar enfermedad de Hodgkin.
Interrogatorio
los individuos con trastornos de los ganglios linfáticos pueden informar ganglios linfáticos hipersensibles, hinchados y duros. Si se ha formado un absceso en el ganglio linfático, quizá tenga consistencia gomosa. El individuo puede informar fiebre, malestar general, dolor de garganta, o tos. Puede haber un antecedente de viaje reciente.
Examen físico
en el examen, los ganglios linfáticos o los vasos, o ambos, afectados, son palpables. Quizá haya datos de traumatismo alrededor del ganglio. Los ganglios linfáticos con infección aguda pueden mostrar aumento de la temperatura, hipersensibilidad, y estar hinchados a la palpación. Puede haber afección de un solo o de múltiples ganglios linfáticos.
Pruebas
dado que un trastorno de los ganglios linfáticos es un signo de enfermedad subyacente, el diagnóstico se efectúa con base en el interrogatorio y el examen físico para determinar la fuente de la infección, y determinar las pruebas diagnósticas apropiadas si es necesario. Tal vez se requiera aspiración de ganglio linfático, cultivo, o biopsia abierta/cerrada. Las pruebas en la sangre (biometría hemática completa) y el hemocultivo pueden ser útiles para identificar la causa de la inflamación. Rara vez, quizá se necesiten radiografía del tórax, ultrasonografía diagnóstica, o tomografías computarizadas para determinar la enfermedad que está causando trastornos de los ganglios linfáticos (tuberculosis, neumonía o enfermedades malignas).
El tratamiento para trastornos de los ganglios linfáticos debe empezar con prontitud. Cuando se diagnostica una infección como la causa subyacente, deben administrarse antibióticos específicos. Pueden usarse medicamentos antiinflamatorios para reducir la inflamación y la hinchazón. Puede recomendarse aspirina como un medicamento para reducir la fiebre (antipirético). Cuando la causa de ganglios linfáticos hinchados es viral, por lo general no se requiere tratamiento. Cuando los ganglios linfáticos hinchados causan degeneración de tejido, infección, y la formación de una acumulación localizada de pus dentro de los ganglios (absceso), quizá se requiera drenaje quirúrgico de los abscesos.
Con antibioticoterapia expedita, puede esperarse recuperación completa. El tiempo de recuperación variará, dependiendo de la causa subyacente. Quizá se requiera cierto tiempo para que la hinchazón desaparezca por completo.
Las complicaciones comprenden formación de absceso, celulitis, formación de fístula, o sepsis.
Quizá esté indicada la restricción de actividades laborales (por lo general temporal) dependiendo del grado de debilidad, la mala salud general experimentada, y el grado de recuperación esperado. Si el individuo está en especial fatigado, quizá necesite trabajo menos extenuante o de tiempo parcial. Si hay dolor, el individuo quizá se beneficie al evitar movimientos o posiciones que hacen que aumente de intensidad. Las adaptaciones en el trabajo pueden incluir temporalmente una asignación de tiempo y espacio para periodos de reposo tranquilo.
Si un individuo no se recupera en el transcurso del periodo de expectativa de duración máxima de la incapacidad, el lector quizá desee recurrir a las preguntas que siguen, que pueden ayudarlo a entender mejor los aspectos específicos del caso médico de un individuo.
Respecto al diagnóstico
  • ¿Se ha identificado y confirmado la causa subyacente del padecimiento?
  • ¿La enfermedad se debe a infección como resultado de bacterias, virus, hongos u otros microorganismos?
  • ¿Hay enfermedades, como las que siguen: linfoma, infección por VIH, mononucleosis, toxoplasmosis, linfoma no Hodgkin, virus de Epstein-Barr, citomegalovirus, enfermedad por arañazo de gato, linfadenitis tuberculosa, sífilis secundaria, hepatitis B, linfogranuloma venéreo, chancroide, lupus eritematoso, artritis reumatoide, leucemia, sarcoidosis, enfermedad de Kawasaki, y enfermedades malignas pélvicas y de la cabeza y el cuello?
  • ¿Se está resolviendo o manejando con eficacia?
  • ¿Ha habido alguna complicación, como abscesos, celulitis o sepsis?
Respecto al tratamiento
  • Si se retrasó el tratamiento, ¿cuáles fueron los criterios?
  • ¿Hubo un periodo de observación si los signos clínicos fueron tranquilizadores?
  • ¿Ahora es apropiada una biopsia?
  • ¿La infección y la inflamación se han resuelto de manera eficaz?
  • ¿Se ha efectuado un cultivo y antibiograma para determinar cuál es el antibiótico más eficaz por usar?
  • ¿El agente causal fue resistente a antibiótico?
  • Si la enfermedad ha persistido más allá de lo que se espera para la resolución viral, ¿es necesario revisar el diagnóstico?
  • Si los ganglios linfáticos infectados causaron un absceso, ¿se requirió drenaje quirúrgico?
  • ¿El drenaje quirúrgico fue eficaz?
Respecto al pronóstico
  • ¿La recuperación tardía se debe a complicaciones por formación de absceso, celulitis, o sepsis?
  • Si el tratamiento no ha sido tan eficaz como se esperaba, ¿se ha efectuado un cultivo y antibiograma para determinar cuál es el antibiótico más eficaz por usar?
  • ¿Se han excluido microorganismos resistentes a antibióticos?
  • ¿La causa de linfadenopatía generalizada es una enfermedad maligna o sistémica, como linfoma, SIDA, o leucemia?
  • ¿Cuál es el pronóstico para la enfermedad subyacente?
  • ¿La causa subyacente se debe a sustancias ambientales, medicamentos, o fármacos que pueden evitarse?
  • ¿Pueden usarse medicamentos alternativos?
  • ¿La ropa protectora o el cambio del ambiente ocupacional sería beneficioso?
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
La duración de la incapacidad depende de la causa de los síntomas, el proceso morboso diagnosticado, y las opciones de tratamiento.
Términos relacionados
  • Adenitis
  • Adenitis cervical
  • Adenopatía
  • Ganglios linfáticos hinchados
  • Hipertrofia folicular linfática
  • Infección de ganglio linfático
  • Linfadenitis
  • Linfadenopatía
Diagnóstico diferencial
  • Artritis reumatoide
  • Chancro
  • Citomegalovirus
  • Enfermedad de Kawasaki
  • Enfermedad por arañazo de gato
  • Enfermedades malignas de cabeza y cuello
  • Enfermedades malignas pélvicas
  • Hepatitis B
  • Leucemia
  • Linfadenitis tuberculosa
  • Linfogranuloma venéreo
  • Linfo
Especialistas
  • Cirujano general
  • Internista en enfermedades infecciosas
  • Médico de medicina interna
  • Médico familiar
Padecimientos comórbidos
  • Diabetes
  • Obesidad
  • SIDA