Medical Topics

Pólipos de la vejiga urinaria, benignos
Directorio > Pólipos de la vejiga urinaria, benignos
Un pólipo de la vejiga urinaria es un crecimiento que sobresale desde la mucosa dentro de la vejiga. Es un tumor no canceroso (benigno) que se origina sobre la pared interna de la vejiga (revestimiento epitelial) y se proyecta hacia la cavidad de la vejiga. Los pólipos pueden ser de cualquier tamaño. Un pólipo con una base amplia se llama sésil, y uno con un cuello largo y estrecho se llama pedunculado. La superficie de un pólipo puede ser lisa, irregular o multilobulada. Los pólipos de la vejiga (también llamados papilomas de la vejiga urinaria) por lo general no invaden la pared de la vejiga en sí. Sin embargo, los pólipos que no se extirpan o que recurren pueden transformarse en lesiones cancerosas (neoplasias malignas) en la vejiga. Encontrará más información sobre lesiones malignas de la vejiga en Cáncer de la vejiga urinaria.
Riesgo
los pólipos de la vejiga se relacionan con fumar cigarrillos, y tienden también a ocurrir en individuos que viven cerca de áreas industriales densas, lo que sugiere posibles causas ambientales o químicas.
Los pólipos de la vejiga ocurren con mayor frecuencia en varones que en mujeres, con una proporción de 1.9:1; la edad media en el momento del diagnóstico es de 57 años (Cheng).
Incidencia y prevalencia
los pólipos de la vejiga urinaria son poco frecuentes; explican menos de 3% de los tumores de la vejiga (Magi-Galluzzi).
Interrogatorio
muchos individuos con pólipos de la vejiga son asintomáticos. En ocasiones, los individuos informarán frecuencia urinaria, sangre en la orina (hematuria) y, rara vez, hipersensibilidad en un lado (flanco) del cuerpo. Las personas con pólipos de la vejiga a menudo informarán un antecedente de tabaquismo.
Examen físico
resultará normal.
Pruebas
se utiliza examen directo de la vejiga con un dispositivo fibróptico (cistoscopia) para visualizar los pólipos. Puede tomarse una muestra de tejido del pólipo (biopsia) y examinarla para determinar si es maligno. También pueden obtenerse células del pólipo mediante lavado de la vejiga con líquido (lavado vesical), y examen del líquido que se recupera. Para verificar que el pólipo es benigno, pueden efectuarse pruebas para la presencia de marcadores tumorales de cáncer de la vejiga (antígeno carcinoembrionario [CEA], poliaminas, y productos de degradación de la fibrina) en muestras de sangre u orina. Puede solicitarse al individuo que recolecte una muestra de la parte media del chorro de orina (recolección sin contacto con otros objetos) para buscar sangre (hematuria), o células cancerosas (malignas) en la orina.

Puede inyectarse una solución radioopaca en la vejiga y después obtener radiografías (urografía excretora) para valorar el tamaño del pólipo o la neoplasia y la localización del mismo. Puede efectuarse análisis radiográfico auxiliado con computadora (tomografía computarizada) para determinar el grado de invasión del pólipo hacia la pared de la vejiga.

Los pólipos de la vejiga se tratan mediante extirpación quirúrgica. Por lo general se extirpan a través de un dispositivo de visualización fibróptico con luz (cistoscopio) que se inserta a través del conducto urinario (la uretra) hacia la vejiga (cistoscopia). Cuando los pólipos de la vejiga recurren o se han hecho letales (malignos), el tratamiento puede exigir extirpar quirúrgicamente todos los tumores visibles (resección transuretral). Los pólipos también pueden destruirse al usar corriente eléctrica (fulguración).
Los pólipos de la vejiga (papilomas de la vejiga) casi siempre son inocuos (benignos), de modo que los individuos por lo general tienen un excelente pronóstico después de la extirpación; sólo 5 a 10% de los pólipos de la vejiga progresará a cáncer ("Bladder Tumors"). Los pólipos de la vejiga varían mucho en su tasa de recurrencia; algunos tipos reaparecen con poca frecuencia (recurrencia de 8.8%), y otros tipos lo hacen con rapidez (recurrencia de 70 a 75%) (Cheng; "Bladder Tumors"). En consecuencia, se recomienda ultrasonografía o cistoscopia de la vejiga con examen general de orina, de seguimiento, a intervalos regulares después del tratamiento, por lo general cada seis meses durante hasta 18 meses y después cada año.
Pueden comprender la posibilidad de que una neoplasia recurra o se torne letal (maligna), y problemas relacionados con el flujo de orina y la función de los riñones, incluso inflamación de la uretra (uretritis), la vejiga (cistitis) o el riñón (pielonefritis). Si los pólipos se tornan malignos, pueden diseminarse (dar metástasis) hacia los sistemas linfático o hacia otros órganos, como los pulmones, el sistema circulatorio, los huesos y el sistema gastrointestinal.
Por lo general se requiere incapacidad para la intervención quirúrgica y la recuperación. Debe haber instalaciones de retrete fácilmente disponibles porque el individuo puede tener que orinar con frecuencia después de la operación. La fatiga puede crear la necesidad de recesos adicionales durante el periodo de recuperación. Por lo demás, regularmente no se necesitan restricciones ni adaptaciones laborales.
Si un individuo no se recupera en el transcurso del periodo de expectativa de duración máxima de la incapacidad, el lector quizá desee recurrir a las preguntas que siguen, que pueden ayudarlo a entender mejor los aspectos específicos del caso médico de un individuo.
Respecto al diagnóstico
  • ¿Se encontró sangre en la orina (hematuria)?
  • ¿El individuo fuma tabaco?
  • ¿La vejiga se examinó con un dispositivo fibróptico (cistoscopia) para visualizar los pólipos? ¿Se obtuvo una biopsia y se examinó para determinar si es maligna? ¿Se inyectó una solución radioopaca en la vejiga y después se obtuvieron radiografías?
  • ¿Se realizó una tomografía computarizada para determinar el grado de invasión hacia la pared de la vejiga?
  • ¿Se excluyeron padecimientos que generan síntomas similares?
  • ¿Se confirmó el diagnóstico de pólipos de la vejiga?
Respecto al tratamiento
  • ¿Se extirparon pólipos por medio de cistoscopia, extirpación transuretral, o fulguración? ¿Hubo cualesquier complicaciones relacionadas con el procedimiento?
  • ¿El pólipo ha invadido la pared de la vejiga?
  • Si el pólipo fue maligno, ¿ha dado metástasis hacia otros sistemas?
  • ¿El tratamiento ahora incluirá cistectomía o cistectomía radical?
Respecto al pronóstico
  • ¿Han recurrido los pólipos?
  • ¿Resultaría beneficiosa la consulta con un especialista (urólogo)?
  • Dado que 5 a 10% de los pólipos que muestran recurrencia se torna maligno, ¿se está examinando al individuo con regularidad?
  • ¿Ha aparecido cualquier complicación, como uretritis, cistitis o pielonefritis, como resultado de los pólipos de la vejiga? ¿Las complicaciones han recibido tratamiento expedito y apropiado?
  • Si se requirió cistectomía radical para extirpar toda la vejiga y otros órganos pélvicos, ¿hubo cualquier complicación relacionada con el procedimiento? ¿Las complicaciones se han resuelto con tratamiento?
  • ¿Hay un padecimiento subyacente que podría influir sobre la recuperación?
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
Comprenden la aparición de complicaciones , los requerimientos laborales, y la posibilidad de recurrencia de la neoplasia, o de metástasis hacia otras áreas u otros órganos. El trabajo físico pesado por lo general se restringe luego de intervención quirúrgica para pólipos de la vejiga hasta que la recuperación es completa.
Términos relacionados
  • Papiloma de la vejiga urinaria
  • PBEP
  • Pólipos benignos con epitelio tipo prostático
  • Pólipos de la vejiga urinaria
Diagnóstico diferencial
  • Cáncer de vejiga
  • Inflamación de la uretra (uretritis)
  • Inflamación de la vejiga (cistitis)
  • Inflamación renal (pielonefritis)
Especialistas
  • Patólogo
  • Urólogo
Padecimientos comórbidos
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer ureteral
  • Inflamación de la próstata (prostatitis)