Medical Topics

Incisión transuretral del cuello de la vejiga
Directorio > Incisión transuretral del cuello de la vejiga
La incisión transuretral del cuello de la vejiga es un procedimiento quirúrgico que comprende cortar los músculos del cuello de la vejiga urinaria. Se acompaña de un procedimiento de cistoscopia. El cuello de la vejiga es la parte baja de la vejiga que se conecta a la uretra. Los músculos se pueden cortar en uno o varios lugares.
Los padecimientos para los cuales quizá se recomiende el procedimiento comprenden obstrucción del cuello de la vejiga debida a agrandamiento benigno de la próstata (hiperplasia prostática) o formación de tejido cicatrizal (contractura) que puede ocurrir después de resección de la próstata. También se efectúa para tratar un padecimiento en el cual hay disfunción del cuello de la vejiga que lleva a obstrucción (disinergia).
Este procedimiento puede usarse para tratar obstrucción del flujo de salida urinario causada por anormalidades del cuello de la vejiga. En varones, el flujo de salida de orina a través del cuello de la vejiga puede quedar obstruido como resultado de hiperplasia prostática benigna, disfunción de los músculos del cuello de la vejiga (disinergia), y un tipo de formación de tejido cicatrizal (contractura) del cuello de la vejiga que ocurre después de extirpación de tejido prostático. La contractura se debe a crecimiento de tejido conectivo fibroso, que reemplaza al tejido muscular normal del cuello de la vejiga. Da por resultado pérdida de la movilidad normal del cuello de la vejiga. Aunque menos frecuente en mujeres, la obstrucción del cuello de la vejiga puede producirse por tumores del útero o de la uretra.
Este procedimiento se puede efectuar como un método alternativo para tratar hiperplasia prostática benigna, y en circunstancias normales sólo se efectúa si la próstata es pequeña.
Por lo general se usa anestesia espinal. El individuo yace de espaldas sobre la mesa de operaciones, con las piernas sobe estribos (posición de litotomía). Se limpia la abertura (el meato) de la uretra con una solución para lavado quirúrgico, y se colocan campos quirúrgicos. Se inserta un tipo de cistoscopio (resectoscopio) en la uretra. Se fija un sistema de irrigación, y se inserta hasta que puede visualizarse el cuello de la vejiga. Un instrumento llamado bisturí de Colling se extiende a través del endoscopio hasta la vejiga. El cirujano hace pequeñas incisiones en la pared del cuello de la vejiga en las posiciones de las cinco, o de las siete, o ambas, de la carátula del reloj. Es posible que haya algo de sangrado durante 24 horas después de la operación, y puede dejarse un tubo de drenaje de orina (sonda de Foley) en la vejiga durante 24 horas hasta que la orina sea transparente.
El resultado predicho de la incisión transuretral del cuello de la vejiga es el alivio de síntomas urinarios debido a obstrucción del cuello de la vejiga. El resultado del tratamiento de la hiperplasia prostática benigna por lo general es bueno.
Las complicaciones pueden incluir hemorragia, infección, perforación de la vejiga, incontinencia y estrechez. La incidencia informada de eyaculación retrógrada varía de 6 a 50% (Smith).
No se necesitan restricciones ni adaptaciones laborales como resultado de este procedimiento.
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
La presencia de complicaciones puede influir sobre la duración de la incapacidad.
Términos relacionados
  • Incisión transuretral de la próstata (ITUP)
Especialistas
  • Urólogo
Padecimientos comórbidos
  • Insuficiencia renal