Medical Topics

Fístula vesicovaginal
Directorio > Fístula vesicovaginal
Una fístula vesicovaginal es un conducto anormal entre la vejiga urinaria y la vagina, lo que da por resultado secreción continua de orina hacia la bóveda vaginal. Es el tipo más frecuente de fístula de las vías urinarias.
Una fístula vesicovaginal puede producirse por un defecto hereditario (congénito), lesión de las vías urinarias, infección, diseminación de un tumor canceroso, radioterapia de un crecimiento canceroso, o traumatismo durante la niñez. La fístula puede formarse como una complicación de la extirpación del útero (histerectomía). Las intervenciones quirúrgicas ginecológicas y urológicas también pueden producir fístulas.
Incidencia y prevalencia
aunque la incidencia de fístulas vesicovaginales en Estados Unidos es controvertida, se informar un índice de 0.5 a 2% después de histerectomía total; en países en desarrollo, 97% de las fístulas vesicovaginales se debe a trabajo de parto obstruido y prolongado (Riley).
Interrogatorio
Con mayor frecuencia una mujer informa pérdida intermitente o continua de orina (incontinencia) o secreción acuosa a través de la abertura vaginal. Quizá haya urgencia urinaria o micción más a menudo que cada dos horas (frecuencia urinaria), micción dolorosa, o sangre en la orina.
Examen físico
un examen de la pelvis con un espéculo vaginal puede revelar la abertura de la fístula en la parte superior de la vagina. Puede inyectarse colorante en la vejiga con una sonda urinaria para ayudar a definir la fístula.
Pruebas
puede efectuarse visualización directa de las vías urinarias por medio de un cistoscopio insertado en la uretra (cistoscopia). Quizá se obtengan radiografías del sistema urinario (urografía) y una imagen radiográfica de los riñones y los uréteres (pielografía) para detectar la fístula. En algunas mujeres, la vejiga puede llenarse con leche estéril o azul de metileno, y después puede insertarse un tapón (tampón) en la vagina para ayudar a identificar la presencia de fístulas y la localización de las mismas.
Para fístulas pequeñas, se inserta una sonda de Foley a permanencia en la vejiga, lo que puede dar por resultado cierre completo de la fístula después de varias semanas. Sin embargo, en casi todas las situaciones, las fístulas de vesicovaginales se reparan quirúrgicamente (cierre vesicovaginal). La reparación quirúrgica puede efectuarse a través del abdomen (reparación abdominal) o la vagina (reparación vaginal). La fístula puede ocluirse mediante una vía de acceso transvesical, transperitoneal, o vaginal, o una combinación de las anteriores. Una técnica que muchos cirujanos usan para efectuar una reparación estándar de una fístula vesicovaginal se llama la técnica de colpocleisis parcial de Latzco.
Después de la operación tal vez sea necesario el uso de una sonda hasta que la cicatrización sea completa. Pueden prescribirse antibióticos para ayudar a prevenir infecciones relacionadas de las vías urinarias, y quizá se recomiende terapia de reemplazo de estrógeno para mujeres posmenopáusicas.
El índice de éxito de la reparación quirúrgica de fístula vesicovaginal es muy alto después de un procedimiento de cierre completo mediante reparación abdominal, vaginal o una combinación de las anteriores. Las fístulas recurren, pero casi siempre se cierran exitosamente en una segunda operación, lo que permite que haya un índice de éxito de 100%. Una derivación es más exitosa en mujeres que presentan fístulas vesicovaginales originadas por radioterapia.
La obstrucción uretral puede complicar al tratamiento con derivación urinaria. El daño extenso de las células por radioterapia puede afectar la capacidad para tratar con eficacia la fístula. Después de histerectomía pueden observarse dificultades durante una operación con una fístula debido a una lesión de la vejiga, como lesión ureteral. Otras complicaciones son formación de fístula recurrente, fracaso para eliminar la fístula, y acortamiento de la vagina. La cicatrización puede ser inadecuada o tardía si hay alteración del riego sanguíneo hacia la fístula. Después de la operación existe la posibilidad de que haya disfunción sexual.
El levantamiento de objetos pesados y la actividad vigorosa se restringen después de derivación urinaria o de procedimientos quirúrgicos para evitar presión excesiva.
Si un individuo no se recupera en el transcurso del periodo de expectativa de duración máxima de la incapacidad, el lector quizá desee recurrir a las preguntas que siguen, que pueden ayudarlo a entender mejor los aspectos específicos del caso médico de un individuo.
Respecto al diagnóstico
  • ¿La fístula es consecutiva a un defecto congénito, lesión, infección, diseminación de tumor canceroso, radioterapia de un crecimiento canceroso, traumatismo durante la niñez, o una complicación de histerectomía u otras intervenciones quirúrgicas ginecológicas o urológicas?
  • ¿La mujer informa incontinencia intermitente o continua, o secreción acuosa por la abertura vaginal? ¿Hay urgencia o frecuencia urinaria, micción dolorosa, o sangre en la orina?
  • En el examen físico, ¿La abertura de la fístula fue visible en la pared anterior de la vagina o en la parte superior de la misma?
  • ¿Fue necesario inyectar colorante en la vejiga para ayudar a definir la fístula?
  • ¿Se ha efectuado una cistoscopia, urografía, o pielografía?
  • ¿Se excluyeron padecimientos que generan síntomas similares?
Respecto al tratamiento
  • ¿Se efectuó derivación urinaria?
  • ¿Se realizó oclusión de la fístula?
  • ¿Se ha efectuado reparación quirúrgica de la fístula?
  • ¿Se prescribieron antibióticos o terapia de reemplazo de estrógenos?
Respecto al pronóstico
  • ¿La empresa donde labora la mujer puede adaptarse a cualquier restricción necesaria?
  • ¿Hay algún padecimiento que pueda afectar la capacidad para recuperarse?
  • ¿Ha aparecido alguna complicación, como obstrucción ureteral o deterioro del riego sanguíneo hacia la fístula?
  • ¿Se practicó una histerectomía?
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
El tipo de reparación, la precedencia de complicaciones, la causa subyacente de la fístula, y la respuesta de la mujer al tratamiento afectan la duración de la incapacidad. La reparación quirúrgica puede retrasarse durante varios meses después de que se efectúa la intervención quirúrgica causal original.
Términos relacionados
  • Fístula cervicovesical
  • Fístula ureterovaginal
  • Fístula uretrovaginal
  • Fístula uretrovesicovaginal
  • Fístula uterovesical
Diagnóstico diferencial
  • Cáncer cervical infiltrante (carcinoma)
  • Crecimientos cervicouterinos o uterinos
  • Fístula entre uréter y vagina (fístula ureterovaginal)
Especialistas
  • Cirujano general
  • Ginecólogo
  • Urólogo
Padecimientos comórbidos
  • Infecciones de las vías urinarias
  • Infecciones vaginales