Medical Topics

Efectos tóxicos, solventes hidrocarburo colorados
Directorio > Efectos tóxicos, solventes hidrocarburo colorados
Los hidrocarburos son compuestos orgánicos formados principalmente de átomos de carbono e hidrógeno. La adición de cloro, a la estructura química de carbono-hidrógeno aumenta la estabilidad y disminuye lo inflamable de los compuestos resultantes. Los compuestos hidrocarburo fluorados son un grupo diverso de compuestos, algunos de los cuales se usan ampliamente en actividades industriales y de tiempo libre. Los hidrocarburos colorados comunes son: tetracloruro de carbono, cloruro de metileno, y tricloroetileno. Estos solventes tienen olores un poco acres característicos. Se usan ampliamente en la industria como agentes de limpieza, desengrasantes, y adelgazadores, debido a sus excelentes propiedades solventes e inflamabilidad baja en comparación con otros solventes eficaces. También se usan en la manufactura de otras sustancias químicas, incluso plásticos y plaguicidas. Debido a su volatilidad alta y punto de ebullición bajo, las exposiciones en el lugar de trabajo pueden ser mayores que lo que se anticipa. A temperaturas altas, estas sustancias pueden descomponerse para generar gases muy tóxicos, como fosgeno y cloruro de hidrógeno. Suelen encontrarse como mezclas con toxicidad variable dependiendo de la concentración de los constituyentes individuales.
El tetracloruro de carbono se usa con poca frecuencia debido a su potencia relativa como toxina hepática y renal. El cloruro de metileno es un constituyente frecuente de quitapinturas, es muy volátil, y puede acumularse en cantidades considerables en espacios cerrados. Se metaboliza hacia una forma de monóxido de carbono que tiene una vida media de alrededor de 2.5 veces más prolongada que la producida por inhalación de monóxido de carbono. En un pequeño número de personas, el tricloroetileno producirá "rubor por desengrasante", un enrojecimiento transitorio de la cara y el cuello, que ocurre cuando el individuo consume incluso cantidades pequeñas de alcohol. A veces esta reacción también puede producir una sensación de plenitud en el tórax, y falta de aliento.
Como clase, los hidrocarburos clorados son potentes depresores o estimulantes del sistema nervioso central. También causan mayor daño del hígado y los que riñones en comparación con otros solventes orgánicos. Se ha demostrado que muchos causan cáncer en animales de laboratorio; debido al uso industrial difundido, el tema del riesgo carcinogénico para seres humanos es uno de los temas más controvertidos en la toxicología reguladora. Los hidrocarburos clorados han quedado comprendidos en la producción de muerte repentina a niveles de exposición altos, lo que posiblemente se relaciona con la aparición de arritmias cardiacas (fibrilación ventricular).
La exposición a compuestos hidrocarburo clorados en la situación ocupacional ocurre principalmente por medio de inhalación. La absorción cutánea es variable y por lo general insignificante, aunque la absorción dérmica después de contacto prolongado o extenso con la piel puede causar toxicidad sistémica.
Riesgo
los individuos expuestos a concentraciones altas de contaminantes industriales y ambientales tienen mayor riesgo.
Interrogatorio
un individuo que se presente con efectos agudos de toxicidad por hidrocarburo clorado quizá presente síntomas de mareo, cefalalgia, náusea, vómito, somnolencia, fatiga, "embriaguez", lenguaje cercenado, vértigo, desorientación, depresión, y pérdida del conocimiento. Otros síntomas son dolorimiento de nariz, dolorimiento de garganta, y tos.

Los efectos crónicos de la toxicidad por hidrocarburo clorado son dermatitis (piel de color rojo, reseca, agrietada), disfunción neuroconductual (cefalalgias, cambios del estado de ánimo, pérdida de la memoria, dificultad para concentrarse, decremento del lapso de atención, y fatiga), daño del hígado (dolor en el abdomen, náusea, ictericia, resultados anormales en las pruebas de función hepática), y daño renal (debilidad, fatiga, poliuria, glucosuria, anormalidades de electrólitos). El daño tanto del hígado como de los riñones puede sobrevenir por intoxicación aguda grave.

Examen físico
los principales signos de toxicidad por hidrocarburo clorado son efectos sobre el sistema nervioso central, como depresión o excitación, agitación, letargo, intoxicación, confusión y pérdida del conocimiento. Quizá también haya signos de dificultad respiratoria, alucinaciones visuales, arritmias cardiacas, y crisis convulsivas.
Pruebas
la medición de la cantidad de la sustancia química en el aire inhalado es una manera de probar exposición a tricloroetileno o tetracloroetileno. La prueba en aire espirado, si se efectúa poco después de la exposición, permite detectar si el individuo ha estado expuesto a una pequeña cantidad de tricloroetileno. Dado que se almacena en la grasa del cuerpo y se libera poco a poco hacia el torrente sanguíneo, el tetracloroetileno se puede detectar en el aire espirado durante semanas después de una exposición intensa. Tanto el tricloroetileno como el tetracloroetileno y el ácido tricloroacético, un producto de desintegración de ambas sustancias químicas, pueden detectarse en la sangre.

Estos procedimientos sólo son útiles si la exposición es reciente (en el transcurso de semanas o menos, porque ambos solventes se eliminan con rapidez del cuerpo. Además, pueden usarse pruebas en muestras de sangre y orina para identificar las sustancias químicas y sus productos de desintegración en individuos con sospecha de exposición tanto a tricloroetileno como a tetracloroetileno.

Tal vez se necesite una radiografía del tórax o vigilancia electrocardiográfica (ECG).

El tratamiento es inespecífico e incluye eliminación de la exposición, descontaminación y cuidado de sostén (oxígeno). Se administran benzodiazepinas (psicotrópicos) para crisis convulsivas.
El pronóstico para recuperación completa luego de exposición a concentraciones bajas o exposiciones breves a concentración alta es bueno cuando se inicia tratamiento inmediato u apropiado. Cuando ha ocurrido daño grave e irreversible del riñón, el hígado o el cerebro, puede anticiparse incapacidad a largo plazo.
Una enfermedad preexistente del mismo sistema afectado puede complicar este padecimiento.
El límite de exposición legal permisible a tricloroetileno transportado por el aire, establecido por la Occupational Safety and Health Administration (OSHA), es de 100 partes por millón (ppm) promediado durante un turno laboral de ocho horas, sin exceder 200 ppm durante periodo de trabajo alguno de 15 minutos, ni 300 ppm durante cinco minutos durante periodo de trabajo alguno de dos horas. El límite de exposición a tricloroetileno transportado por el aire, recomendado por el National Institute of Occupational Safety and Health (NIOSH), es de 25 ppm promediado durante un turno de trabajo de 10 horas. El límite de exposición a tricloroetileno transportado por el aire, recomendado por la American Conference of Governmental Industrial Hygienists (ACGIH), es de 50 ppm de promediado durante un turno de trabajo de ocho horas, y 100 ppm como un límite de exposición a corto plazo.
El límite de exposición legal permisible a tetracloroetileno transportado por el aire, establecido por la Occupational Safety and Health Administration (OSHA), es de 100 ppm promediado durante un turno de trabajo de ocho horas; en ningún momento deben excederse 200 ppm. El National Institute of Occupational Safety and Health (NIOSH) recomienda que la exposición ocupacional a carcinógenos se limite a la concentración más baja factible. El límite de exposición a tetracloroetileno transportado por el aire, recomendado por la American Conference of Governmental Industrial Hygienists
(ACGIH), es de 25 ppm promediado durante un turno de trabajo de ocho horas, y 100 ppm como un límite de exposición a corto plazo.
Los trabajadores expuestos deben trabajar en áreas bien ventiladas si es posible, lavar de inmediato las áreas de la piel expuestas, y usar el equipo protector según esté indicado.
Si un individuo no se recupera en el transcurso del periodo de expectativa de duración máxima de la incapacidad, el lector quizá desee recurrir a las preguntas que siguen, que pueden ayudarlo a entender mejor los aspectos específicos del caso médico de un individuo.
Respecto al diagnóstico
  • ¿Se ha confirmado el diagnóstico de efectos tóxicos de solventes hidrocarburo clorados?
  • ¿Hay un antecedente de exposición a solvente clorado en el lugar de trabajo?
  • ¿La enfermedad clínica, incluso el interrogatorio, el examen físico y los datos de laboratorio, es congruente con otras descripciones de caso de toxicidad por hidrocarburo que clorado?
  • ¿Las concentraciones de solventes clorados en sangre entera y en orinas, o sus metabolitos, o ambos, están cerca del valor normal?
  • ¿El tiempo transcurrido entre la exposición y el inicio clínico es compatible con los hechos biológicos conocidos acerca del peligro?
  • ¿La dosis de exposición está dentro del límite de las dosis que se cree que causan esos efectos?
  • ¿Ha habido alguna complicación relacionada con la toxicidad?
  • ¿Hay una enfermedad subyacente que pueda tener repercusiones sobre la recuperación?
Respecto al tratamiento
  • ¿Qué tratamientos específicos recibió el individuo?
  • ¿El sujeto se beneficiaría a partir de terapia adicional o continua?
  • ¿Se necesitó una radiografía o un electrocardiograma?
  • ¿Se administraron benzodiazepinas para controlar crisis convulsivas?
Respecto al pronóstico
  • ¿El individuo particular tiene atributos especiales que hacen que sea más o menos probable que esté así afectado?
  • ¿La exposición a solvente clorado podría estar ocurriendo fuera del lugar de trabajo (esto es, en el hogar o la comunidad, o en actividades recreativas)?
  • Si las tareas ocupacionales imponen riesgo de exposición, ¿se proporciona equipo protector? ¿Se ha dado instrucción al individuo en su uso apropiado?
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
Los factores que pueden influir sobre la duración de la incapacidad son la gravedad, el método y la magnitud de la exposición a la sustancia tóxica, lo expedito del tratamiento y el tipo del mismo, la respuesta del individuo al tratamiento, padecimientos subyacentes, y la presencia de complicaciones.
Términos relacionados
  • Exposición a 1
  • 1
  • 1-tricloroetileno
  • Exposición a cloroformo
  • Exposición a cloruro de metileno
  • Exposición a diclorometano
  • Exposición a metil cloroformo
  • Exposición a tetracloroetileno
  • Exposición a tetracloruro de carbono
  • Intoxicación por 1
  • 1
  • 2-tricloro
Diagnóstico diferencial
  • Enfermedad hepática
  • Enfermedad pulmonar
  • Intoxicación por otros solventes
  • Nefropatía
  • Trastornos neurológicos
Especialistas
  • Especialista en medicina preventiva
  • Internista cardiovascular
  • Médico de urgencias
  • Toxicólogo médico
Padecimientos comórbidos
  • Fibrosis pulmonar
  • Síndrome de insuficiencia respiratoria aguda (SIRA)