Medical Topics

Tabique nasal desviado
Directorio > Tabique nasal desviado
El tabique nasal es la división en la nariz que separa ambos orificios nasales. Compuesta de hueso y cartílago, dicha división está cubierta de mucosa. El tabique nasal por lo general es recto y esta razonablemente centrado. Sin embargo, en algunos individuos el tabique está desviado. La desviación puede bloquear parcialmente o por completo el conducto nasal. El bloqueo del conducto nasal puede interferir con el drenaje de los senos paranasales, lo que hacer que el individuo este propenso a inflamación de los mismos (sinusitis). Dado que el exceso de flujo de aire a través del conducto no bloqueado puede resecar la mucosa, también puede haber propensión a sangrados por la nariz.
Hay dos tipos principales de desviación. Una ocurre cuando el extremo inferior del tabique queda dislocado y se empuja hacia un lado, lo que estrecha uno de los orificios nasales. El otro tipo aparece cuando el tabique se deforma y adopta una forma de “S”, lo que causa bloqueo parcial o completo de ambos orificios nasales.
Riesgo
la mayor parte de los casos de desviación del tabique nasal sobreviene por traumatismo; alrededor de 5% es por defectos congénitos. Los individuos que juegan deportes de contacto, como karate o fútbol americano sin equipo protector de la cabeza tienen mayor riesgo.
Interrogatorio
el tabique desviado, no siempre se relaciona con síntomas. Dependiendo de la gravedad de la obstrucción, los individuos pueden informar congestión nasal crónica, sinusitis, infecciones repetidas del oído, cefalalgia, o sangrados nasales. Quienes bucean con tanque de oxígeno y que tienen tabique desviado tal vez tengan dificultades para igualar la presión en los oídos cuando bucean.
Examen físico
la inspección visual puede revelar desigualdad del tamaño de los orificios nasales, o una deformidad del tabique, o ambas. A veces también queda de manifiesto una deformidad de la parte externa de la nariz.
Pruebas
pueden obtenerse radiografías de los senos paranasales para confirmar la desviación del tabique nasal, y para evaluar si hay infección de los senos paranasales.
La desviación leve del tabique nasal no exige intervención médica salvo tratamiento de congestión nasal, sinusitis o síntomas de alergia, ocasionales. Estos se tratan con descongestionantes, antibióticos, o antihistamínicos, y esteroides inhalados por vía nasal, respectivamente. Un médico general debe vigilar el uso a largo plazo de descongestionantes porque el uso inadecuado puede causar síntomas de rebote.
Cuando la desviación es más grave y obstruye la respiración, se necesita intervención quirúrgica. Un procedimiento quirúrgico llamado septoplastia se efectúa con anestesia local o general. Con un endoscopio, el cirujano hace una incisión dentro de la nariz, eleva el revestimiento del tabique, y elimina y realinea las porciones desviadas del hueso y el cartílago del tabique. El tabique puede mantenerse en su lugar con férulas colocadas dentro de los orificios nasales. Una resección submucosa es otro procedimiento que se efectúa para corregir un tabique nasal desviado que comprende resección más extensa de cartílago y hueso.
El pronóstico por lo general es bueno después de septoplastia o resección su mucosa. La mayoría de los individuos se recupera el transcurso de algunos días y puede regresar a trabajo sedentario en aproximadamente una semana. Puede haber hinchazón durante algunos meses después de intervención quirúrgica.
Un tabique nasal desviado puede interferir con el drenaje normal desde los senos paranasales, y dar por resultado infecciones recurrentes de dichos senos. El drenaje de moco en el oído medio también puede quedar obstaculizado por un tabique nasal desviado, y puede dar por resultado infecciones repetidas del oído o una enfermedad llamada "oído adhesivo".
Los individuos quizá necesiten evitar irritantes respiratorios (humo y polvo) durante un periodo breve.
Si un individuo no se recupera en el transcurso del periodo de expectativa de duración máxima de la incapacidad, el lector quizá desee recurrir a las preguntas que siguen, que pueden ayudarlo a entender mejor los aspectos específicos del caso médico de un individuo.
Respecto al diagnóstico
  • ¿Cuál es la causa del tabique desviado? ¿Defecto congénito? ¿Traumatismo?
  • Si se relaciona con traumatismo, ¿ocurrieron lesiones adicionales de la nariz o del área circunvecina que requirieron tratamiento adicional o corrección, como rinoplastia?
Respecto al tratamiento
  • ¿Durante cuánto tiempo estuvieron presentes los síntomas antes de la corrección? ¿Qué tan intensos eran?
  • ¿Los descongestionantes, los antibióticos o los esteroides inhalados han fracasado para tratar satisfactoriamente al individuo? ¿Está justificada intervención quirúrgica del tabique?
  • Si se dio tratamiento médico, ¿fue paliativo o curativo? ¿Se necesitará tratamiento adicional (corrección quirúrgica) en el futuro?
Respecto al pronóstico
  • Si se necesito corrección quirúrgica, ¿qué método se usó? ¿Resección submucosa? ¿Septoplastia?
  • ¿Se logró corrección exitosa? De no ser así, ¿qué se está considerando como tratamiento futuro? ¿Rinoplastia?
  • ¿Los síntomas persisten a pesar de corrección quirúrgica?
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
Los factores que pueden prolongar la incapacidad comprenden la gravedad de las dificultades respiratorias, otras deformidades de la nariz que requieren corrección adicional, el tipo de tratamiento o reparación quirúrgica, y la respuesta del individuo al tratamiento.
Términos relacionados
  • Obstrucción nasal
  • Tabique desviado
  • Tabique torcido
Especialistas
  • Cirujano plástico
  • Otolaringólogo
Padecimientos comórbidos
  • Alergias
  • Apnea de sueño
  • Congestión nasal crónica
  • Nariz muy deformada
  • Sinusitis crónica