Medical Topics

Cauterización cervicouterina
Directorio > Cauterización cervicouterina
La cauterización cervicouterina es un procedimiento que se usa para destruir células anormales (no cancerosas o precancerosas) en la abertura (cuello) del útero.
La cauterización se lleva acabo mediante calor, electricidad, frío, sustancias químicas corrosivas, o láser. Los métodos de uso más frecuente comprenden corriente eléctrica de alta frecuencia (electrocoagulación) o congelación (criocauterio, criocirugía).
La cauterización cervicouterina suele usarse para tratar inflamación del cuello del útero (cervicitis), sacos llenos de líquido (quistes), y lesiones precancerosas del cuello uterino, como áreas pequeñas de tejido anormal (displasia cervicouterina). La cauterización se usa para tratar lesiones del cuello del útero causadas por virus del papiloma humano (HPV) puesto que 80% de los cánceres cervicouterinos se relaciona con dicho virus. También puede usarse para suspender sangrado que está ocurriendo sea de manera espontánea o después de un procedimiento en el cuello uterino, como biopsia, polipectomía, o conización. El cáncer cervicouterino en sí no se trata con cauterización, sino por medios más enérgicos, incluso intervención quirúrgica y radioterapia.
La cauterización es un procedimiento ambulatorio que se efectúa de manera sistemática en el consultorio del médico. También se realiza en centros de cirugía ambulatoria y en el hospital. La mujer se acuesta en la mesa de examen con las piernas sobre los estribos (posición de litotomía). Se inserta un instrumento (espéculo) en la vagina para mantenerla abierta a fin de permitir visualización del cuello del útero. Se limpia este último con un hisopo vaginal empapado con una solución salina. Se examinan con sumo cuidado la vagina y el cuello del útero con un instrumento de aumento con luz (colposcopio) para buscar signos de inflamación o modelos de superficie anormales. Para permitir la visualización de superficies anormales, se aplica en el cuello del útero una solución de ácido acético que hace que las regiones precancerosas y cancerosas del cuello uterino adopten un color blanco (acetoblanqueamiento). Puede administrarse un anestésico de superficie o un bloqueo de nervio cervical algunos minutos antes de la cauterización. Esta última se efectúa en cualquier región de aspecto anormal del cuello uterino. El método elegido depende de la experiencia del médico, la disponibilidad de equipo necesario, y la extensión de la lesión y su localización.
En la diatermia con electrocoagulación se usa corriente eléctrica para destruir tejido. La corriente se suministra al tejido por medio de electrodos de aguja o bola. La diatermia con electrocoagulación para tejido cervicouterino profundo exige anestesia general. El procedimiento de consultorio de uso más frecuente para estas enfermedades es el procedimiento de escisión eléctrica de asa. La escisión se efectúa con un alambre eléctrico, de modo que se logra control preciso de la escisión y de la electrocoagulación para hemostasia. Se requiere inyección de anestésico local para que esto se efectúe en el consultorio. A veces se necesita anestesia general.
La cauterización con sustancias químicas se usa para tratar quistes cervicales, erosiones precancerosas del cuello uterino, y cervicitis. El área por cauterizar debe secarse con un hisopo para evitar que la sustancia química gotee hacia tejido normal. La lesión cervical se toca con un hisopo humedecido con el cauterizante químico (p. ej., ácido bicloroacético). Los quistes cervicouterinos se puncionarían antes de aplicar el cauterizante. Después de algunos minutos el área cauterizada se limpia con un hisopo seco para eliminar cualquier sustancia química residual. La cauterización con láser (vaporización con láser) es un tratamiento eficaz para todas las displasias cervicouterinas, incluso las que son demasiado grandes para el criocauterio, y las que se extienden un poco hacia el conducto cervicouterino (endocérvix). Debido al costo del equipo para cauterización con láser, casi todas las cauterizaciones con láser se efectúan en centros de cirugía ambulatoria y en hospitales, y suelen comprender anestesia general. La cauterización con láser se lleva a cabo al dirigir un haz láser de dióxido de carbono a la displasia cervicouterina. Debido al control fino sobre la profundidad y la anchura de la destrucción de tejido, el láser puede vaporizar con precisión la displasia mientras que deja intacto el tejido normal adyacente. Se utiliza un extractor de humo para extraer el humo de la vagina. Se prescriben antibióticos y analgésicos según sea necesario.
Históricamente, la cauterización con calor no es muy eficaz porque pueden pasarse por alto regiones de células displásicas. La electrocoagulación tiene un índice de éxito alto, y se relaciona con un índice de recurrencia de 3 a 14%. La cauterización química tiene un índice alto de éxito para displasias leves. La cauterización con láser tiene un índice de éxito alto, y uno de recurrencia de 4 a 23%.
Las complicaciones relacionadas con cauterización cervicouterina comprenden cólicos uterinos, aturdimiento, bochornos, y cefalalgias (reacciones vasomotoras), secreción vaginal acuosa profusa, sangrado (hemorragia), diseminación ascendente de la infección, y estrechamiento (estenosis) del conducto cervicouterino.
Este procedimiento por lo general no se relaciona con restricciones ni adaptaciones.
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
La cauterización cervicouterina por lo general no se relaciona con incapacidad; sin embargo, el tipo y la extensión del tejido enfermo por cauterizar, o la presencia de complicaciones, pueden causar incapacidad.
Términos relacionados
  • Crioterapia
  • Electrocoagulación del cuello uterino
Especialistas
  • Ginecólogo
  • Médico familiar
Padecimientos comórbidos
  • Cervicitis
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)
  • Trastornos de la coagulación