Medical Topics

Bunionectomía
Directorio > Bunionectomía
Una bunionectomía es un procedimiento que se usa para extirpar una protuberancia dolorosa (juanete o bunio) en el dedo gordo.
Los juanetes típicamente se forman debido a inestabilidad y alineación inadecuada de los huesos y las estructuras relacionadas en los pies. Con estas anormalidades, los estreses normales aplicados al pie se acompañan de distribución inapropiada del peso. Los huesos desalineados, o agrandados, o ambos, que hacen que el dedo gordo empuje al segundo dedo vecino crean un juanete doloroso. El padecimiento empeora conforme la fricción por presión por el calzado crea hinchazón e inflamación del tejido blando (bursas) que están por arriba de la articulación del dedo gordo afectado (articulación metatarsofalángica). El calzado que queda mal, que es demasiado estrecho, o de tacón alto, por lo general agrava el padecimiento, razón por la cual las mujeres tienden a requerir intervención quirúrgica mucho más a menudo que los varones. La herencia también es un factor importante en la formación de juanetes.
Hay docenas de procedimientos y vías de acceso para la corrección quirúrgica de juanetes. Estos últimos pueden clasificarse como leves, moderados, graves, o artríticos.
Probablemente primero se probara con tratamientos no operatorios, como el uso de calzado cómodo y que quede bien, con suficiente espacio para los dedos, o una almohadilla especial para los dedos, o calcetín correctivo. Si estos métodos fracasan, o si un juanete crece demasiado, o genera dolor muy intenso, o ambos, a menudo se requiere corrección quirúrgica. Sin intervención quirúrgica, los juanetes grandes a menudo empeoran, y el padecimiento se hace cada vez más doloroso. Tal vez también se necesite corrección quirúrgica para evitar recurrencia.
Los métodos para efectuar una bunionectomía varían. La intervención quirúrgica por lo general se realiza de manera ambulatoria.
Se han descrito más de 100 procedimientos quirúrgicos para juanetes, y aún se hace uso frecuente de más de una docena. A continuación se presentan las características comunes de la intervención quirúrgica para juanete.
Por lo general se usa anestesia regional (local); se administra sedación según sea necesario. En algunos pacientes tal vez se requiera anestesia general. Puede aplicarse un torniquete en el muslo o el tobillo para prevenir sangrado durante la operación. Se lavan la pierna y el muslo para prevenir infección. Se hace una incisión en la parte superior del dedo gordo (la articulación metatarsofalángica del dedo gordo) o, en otros métodos, en el lado del pie. Parte del hueso expuesto se puede extirpar (la prominencia ósea o deformidad en juanete). Después se realinea el dedo gordo. Tal vez también sea necesario extirpar una parte del saco parecido a almohadilla (bursa), que reduce la fricción entre el tendón y la articulación. Los tendones y otros tejidos blandos también se pueden manipular o alargar para ayudar la alineación. Para juanetes más graves y hereditarios, se efectúa osteotomía del primer metatarsiano (división quirúrgica del hueso metatarsiano y realineación de los fragmentos de hueso para reducir la deformidad. Esto requiere tiempo en un enyesado durante el posoperatorio hasta que la fractura creada quirúrgicamente u osteotomía se consolida. Tal vez se necesiten tornillos o alambres para ayudar a mantener la nueva alineación (fijación interna). Quizá se prescriban medicamentos para aliviar el dolor (analgésicos). Por lo general se recomienda a los individuos que durante las primeras 48 horas después de la operación mantengan el pie elevado salvo durante periodos breves.
La mayoría de los individuos en quienes se efectúa una bunionectomía experimenta recuperación completa y corrección del padecimiento subyacente. El éxito depende de la gravedad del padecimiento original (qué tanta artritis ha aparecido en la articulación metatarsofalángica del dedo gordo, y qué tanto rango de movimiento queda en la articulación). La posibilidad de complicaciones futuras se puede reducir si los individuos usan calzado que no constriñe la parte anterior del pie ni agrava el padecimiento.
El tiempo de recuperación depende de la gravedad del padecimiento y del método quirúrgico usado para la corrección. Durante el proceso de curación, los individuos típicamente tendrán vendaje y calzado parecido a sandalia, especialmente adaptado, durante al menos varias semanas antes de que pueda usarse calzado regular.
Sin tratamiento, los juanetes pueden evolucionar hacia padecimientos relacionados, como callos, mala alineación de los dedos (dedos en martillo), o desgaste de hueso (osteoartritis).
Quienes no siguen procedimientos apropiados para proteger el pie después de la operación tal vez experimenten reaparición de la lesión o infección de la herida quirúrgica. El padecimiento original tal vez reaparezca a pesar de intervención quirúrgica. El individuo quizá también experimente rigidez articular o muerte de hueso causada por alteración del riego sanguíneo (osteonecrosis). Tal vez se requiera tratamiento adicional de otros padecimientos que pueden acompañar a los juanetes, como tumores de nervios (neuromas), deterioro de huesos (osteoartritis), callos, o dedos mal alineados (dedos en martillo). En algunos casos, el paciente quizá experimente entumecimiento sobre el dedo gordo después de intervención quirúrgica.
Los individuos quizá sean incapaces de caminar distancias más prolongadas o permanecer de pie durante periodos más prolongados para ocuparse de tareas laborales, durante varias semanas después de la operación. Como una adaptación, tal vez se requiera asignación temporal de tarea modificada que permita permanecer sentado con la pierna operada elevada según se requiera. La recuperación completa puede requerir tres a cinco semanas ("Bunion Removal").
Factores que influyen sobre la duración de la incapacidad
Si ambos pies requieren corrección quirúrgica (bilateral), el período de incapacidad será más prolongado. Cualquier complicación, como infección, también puede afectar la duración de la incapacidad. Quienes efectúan tareas que comprenden estar sentado tal vez puedan regresar al trabajo en el transcurso de varios días. Los individuos que deben permanecer de pie o caminar quizá requieran varias semanas, o más tiempo, de recuperación.
Términos relacionados
  • Bunionectomía de McBride
  • Operación de Keller
  • Operación de Mayo
Especialistas
  • Cirujano ortopédico
Padecimientos comórbidos
  • Alcoholismo
  • Desnutrición
  • Diabetes
  • Enfermedad reciente
  • Enfermedad vascular periférica